Mi bebe tiene muchos gases y no puede dormir

Mi bebe tiene muchos gases y no puede dormir. No estás solo. Los gases en los lactantes son una experiencia común debido a sus sistemas digestivos inmaduros. 

En Gabis sabemos que la llegada de un bebé al mundo es un momento de alegría y amor inmenso. Sin embargo, también puede venir acompañada de desafíos, especialmente para los padres primerizos. Uno de esos desafíos comunes es lidiar con los gases en los bebés, que pueden causar molestias y dificultades para dormir, tanto para el bebé como para los padres. 

En este artículo, te comentaré todo lo que debes saber sobre los gases en los bebés y cómo ayudar a tu pequeño a dormir mejor. Nos sumergimos juntos en el mundo de los gases en los lactantes y descubrirás cómo identificar los síntomas, entender por qué los bebés tienen gases por la noche y, lo más importante, aprenderás valiosos consejos para aliviar estas molestias y garantizar que tu pequeño tenga un sueño reparador. Así que, si te preguntas: "Mi bebé tiene muchos gases y no puede dormir", sigue leyendo para encontrar respuestas y soluciones que te ayudarán a enfrentar este desafío de la crianza con confianza.

Te invito a unirte a Gabis en este viaje, donde la maternidad se entrelaza con la pasión por el diseño de productos infantiles y la búsqueda de soluciones para hacer la vida de los padres más fácil. Consulta nuestro blog para más consejos. 

¿Por qué mi bebé tiene gases por la noche?

Los bebés, y especialmente los recién nacidos, a menudo tienen gases debido a la entrada de aire durante la alimentación. Ya sea que estén siendo amamantados o alimentados con biberón, tragan aire mientras se alimentan. Además, algunos bebés pueden tener un agarre deficiente durante la lactancia, lo que les hace tragar más aire. 

Los gases también pueden ser el resultado de ciertas sensibilidades alimentarias o alergias que hacen que el cuerpo luche para descomponer ciertos alimentos. Por lo tanto, es esencial prestar atención a los alimentos que estás introduciendo en la dieta de tu bebé.

Los dolores por gases en la noche pueden mantener a tu bebé despierto e inquieto. Los bebés que experimentan molestias debido a los gases tendrán dificultades para conciliar el sueño y permanecer dormidos. Si los gases aparecen durante la noche, es muy probable que despierten a tu bebé. Sin embargo, una vez que pasa el gas, tu bebé debería poder calmarse nuevamente.

Mi bebe tiene muchos gases y no puede dormir

Cómo aliviar los gases del bebé 

Cuando se trata de cuidar de tu bebé, aliviar los gases es una preocupación común. Desde Gabis queremos presentarte algunos consejos efectivos para ayudar a tu pequeño a sentirse más cómodo y aliviar estas molestias:

Sin embargo, puedes ayudar a tu bebé a aliviar los dolores causados por los gases:

  1. Moviendo sus piernas, como si estuviera pedaleando en una bicicleta, o levantando sus rodillas hacia el pecho. Durante el día, asegúrate de ofrecerle tiempo boca abajo si tiene la edad adecuada, ya que esto puede ayudar a romper las burbujas de gas.
  2. Realiza un suave masaje en el abdomen de tu bebé en el sentido de las agujas del reloj. Esto puede ayudar a aliviar la presión y facilitar la liberación de gases.
  3. La guía de sueño seguro recomienda que los bebés duerman boca arriba hasta que cumplan un año. Esta posición reduce el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Colocar un cojín antivuelco suavemente debajo de la sábana ajustable en la cuna de tu bebé puede ayudar a mantenerlo en una posición ligeramente inclinada durante el sueño y respetando la SMSL. Esto puede ayudar a prevenir que el gas se acumule y a facilitar su expulsión de manera más cómoda. Asegúrate de seguir las recomendaciones de seguridad para el uso de cojines antivuelcos y supervisar a tu bebé mientras duerme. Consulta nuestra web para ver todos los modelos de cojines antivuelcos.
  4. Consulta con tu pediatra sobre el uso de gotas o soluciones para aliviar los gases que sean seguras para tu bebé.

Consejos para prevenir los gases de tu bebé por la noche

Prevenir los gases de tu bebé por la noche es fundamental para asegurar un sueño tranquilo y reparador, tanto para él como para nosotros, los padres. En esta guía, te proporcionaremos consejos prácticos y efectivos para reducir la acumulación de gases en tu bebé durante la noche. Al seguir estos consejos, podrás promover un sueño más cómodo y profundo, lo que es esencial para el bienestar de tu bebé y para que toda la familia descanse adecuadamente.

  1. Mantén la cabeza de tu bebé más alta que su estómago durante la última comida antes de acostarse. Asegúrate de dar suficiente tiempo para hacer eructar a tu bebé después de la alimentación y trata de mantenerlo en posición vertical durante al menos 10-15 minutos antes de acostarlo.
  2. Si amamantas, asegúrate de que tu bebé tenga un buen agarre. Para los bebés alimentados con biberón, asegúrate de que la tetina esté llena cuando succione y busca biberones "anticólicos" con un sistema de escape de aire. 
  3. Si eres madre lactante, presta atención a tu propia dieta. Algunos alimentos que consumes pueden causar gases en tu bebé. Prueba a reducir ciertos alimentos y observa si hay mejoras.
  4. Experimenta con diferentes posiciones al alimentar a tu bebé. Algunas posiciones, como mantener al bebé más vertical, pueden ayudar a reducir la ingestión de aire durante la alimentación.
  5. Si tu bebé está demasiado cansado o irritado, adelanta un poco la hora de acostarse o modifica la rutina de la hora de acostarse para incluir un masaje para bebés con movimientos en el sentido de las agujas del reloj en su barriga. Un baño tibio también puede ayudar a calmar a los bebés inquietos.
  6. Asegúrate de que el pañal de tu bebé no esté demasiado apretado, ya que esto puede causar presión alrededor de la barriga.

Recuerda que cada bebé es único, y lo que funciona para uno puede no ser tan efectivo para otro. Prueba estos consejos con paciencia y observa cuáles son los más adecuados para tu bebé. La comodidad y bienestar de tu pequeño es lo más importante.

Mi bebe tiene muchos gases y no puede dormir

Conclusión

En resumen, si tu bebé tiene muchos gases y no puede dormir, no estás solo,  en Gabis estamos aquí para ayudarte. Hay pasos que puedes seguir para aliviar su malestar y ayudarlo a descansar mejor. Con paciencia y amor, superarás esta etapa de gases y tu bebé se sentirá más tranquilo a medida que crezca. ¡No dudes en compartir estos consejos con otros padres que puedan necesitar ayuda con este desafío común!

Recuerda que a medida que tu bebé crece, su sistema digestivo madurará y tolerará mejor los alimentos de su dieta. Los gases desaparecerán con el tiempo, pero si crees que las molestias son persistentes, consulta a tu pediatra.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados